Hidratación

Hidratación

Cuando hablamos de hidratación, ¡no solo es agua!

¿Sabías que los alimentos nos aportan un 19% del consumo total de agua diario? Podemos consumir frutas, tanto enteras como en batidos, así como otros tipos de alimentos para mantenernos hidratados y alcanzar los requerimientos diarios que nuestro cuerpo necesita. ¿De cuánto es tu requerimiento? ¡Seguí leyendo! Más adelante te explicamos.

Fruta % de agua
Sandía 90
Manzana 80
Naranja entera 88,5
Banano 70
Huevo duro 70
Aguacate 70
Lechuga 90-95

Frutas como la sandía o la naranja entera cuentan con porcentajes de agua muy altos, lo mismo pasa con la lechuga (ver tabla), convirtiéndose en buenos aliados de tu nutrición y bienestar.

El café y otras bebidas que contienen cafeína en altas dosis, incrementan de manera temporal la producción de orina. Pero al beber estas bebidas de manera moderada, no provocan deshidratación. Por tanto, el consumo de bebidas con cafeína, aportan al consumo de líquido diario.

¿Y qué pasa con el alcohol? Caso contrario pasa con las bebidas alcohólicas, pues estas sí deshidratan. Por cada gramo de alcohol, se producen 10 mililitros (ml) más de orina. Y por esta razón, este tipo de bebidas no nos ayudan al consumo de líquido diario. Por ello, te recomendamos que si tomás bebidas alcohólicas, las alternés con un vaso de agua para evitar deshidratación y los famosos dolores de cabeza del día después.

¿Cuánto líquido necesitás? Ahora sí, hay varias maneras de calcular la cantidad de líquido que necesitás tomar durante el día. Una muy sencilla es multiplicar tu peso en kilogramos (kg) por 30 ml de líquido.

Por ejemplo, una persona que pesa 60 kg debería de tomar aproximadamente 1800ml de líquido al día. Si 250 ml equivalen a un vaso, esta persona requiere consumir 7 vasos, aproximadamente. Con esta práctica fórmula, ahora sabés que la cantidad de líquido a tomar va a variar dependiendo de nuestro peso.

Si el consumo de líquido es algo que creés que podés mejorar, no cerrés este blog sin antes prestar atención a algunas recomendaciones que te preparamos:

  • Consumí 5 porciones de frutas y vegetales diariamente. Estas pueden ser enteras o en batido.
  • Tené una botella de agua a tu disposición para cuando deseés tomar.
  • Si no te gusta el agua, agregale unas rodajas de naranja, pepino u hojas de yerbabuena para darle un sabor ligero pero agradable.

Es importante recordar que la cantidad de agua o líquido a consumir puede variar del clima de donde vivimos, actividad física que realicemos y otras condiciones individuales de cada persona.

Mariángel Garro Espinoza

CPN 2201-16

mgarro@automercado.biz

Bibliografía

Brown, J. E. (2008). Nutrición en las diferentes etapas de la vida. México: McGraw Hill.

Muñoz de Chávez, M. (2010). Composición de alimentos. México: McGrawHill.

Menú