Probablemente pensemos que poner un termómetro en el refrigerador puede ser innecesario, después de todo, los equipos están diseñados para eso. No realmente.

Primeramente, cuando se trata de proteger a su familia y a usted mismo de las intoxicaciones alimentarias, no hay medidas innecesarias. El termómetro del refrigerador es una de las herramientas más efectivas. A temperatura ambiente, algunas de las bacterias que provocan las intoxicaciones pueden duplicarse cada 20 minutos. Enfriar los alimentos a la temperatura adecuada es una de las mejores maneras de reducir el desarrollo de estas bacterias.

Para cerciorarse de que el refrigerador cumpla con su función, es importante mantenerlo a una temperatura de 5 ºC o menos; el congelador debe estar a -18 ºC. Debido a que pocos refrigeradores domésticos tienen un termómetro de consulta, el uso de termómetros económicos independientes le permitirá controlar la temperatura y la programación del refrigerador y/o congelador. Estos normalmente están disponibles en tiendas de accesorios para cocina.

Además de mantener la temperatura del refrigerador a 5 ºC, usted puede tomar otras medidas para cerciorarse de que los alimentos refrigerados permanezcan en buenas condiciones de la manera más segura.

•Evite “sobrecargar” el refrigerador; el aire frío debe circular entre los alimentos

•Limpie inmediatamente los derrames para reducir la multiplicación de la bacteria y prevenir la “contaminación cruzada”, donde las bacterias de un alimento pasan a otro.

•Mantenga los alimentos en envases cerrados; controle diariamente que los alimentos sobrantes no se deterioren.

•Verifique la fecha de vencimiento. Si usted no está seguro la regla es sencilla: “Cuando tenga dudas, descártelo”

•Limpie el refrigerador con frecuencia. ¡Incorpore esta tarea en la rutina de limpieza de su cocina.

Menú