Carnes rojas

Se dice que la carne roja puede causar daño si es consumido en diariamente, pero queremos darte información veraz y enseñarte que este alimento no es el malo de la película.

¿Cuáles son las carnes rojas? Se trata principalmente de la carne de res, pero puede incluirse búfalo, ternero, cerdo y también embutidos o carnes procesadas como jamones, salchichas, salchichón, jamones curados, salame, pepperoni y similares. Conozca las diferencias del jamón ibérico, serrano y proscuito

Las carnes rojas nos aportan proteína de alto valor biológico, es decir, que nuestro cuerpo la absorbe de manera eficientemente. La proteína nos ayuda a mantener tejidos saludables, como el músculo y a fabricar sustancias importantes en nuestro cuerpo como enzimas y algunas hormonas. Dependiendo del corte, te puede aportar grasa desde 5% a un 20% o más. Además de vitaminas del complejo B, hierro y zinc principalmente.

En la carne roja encontrás una buena fuente de vitamina B12, la cual solamente se consigue en alimentos de origen animal. Esta vitamina es indispensable para la producción de glóbulos rojos y el mantenimiento del sistema nervioso. Su deficiencia puede ocasionar una anemia. Además de estos nutrientes, es fuente de creatina, importante para la recuperación y buen funcionamiento muscular.

En el equilibrio está la clave

En algunos estudios, se dice que consumir carnes rojas en altas cantidades, te pone en riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer o muerte prematura.  Sin embargo, cuando se habla de carnes rojas, se incluye también embutidos como salchichas o jamones, los cuales son alimentos que contienen poca proteína, alto contenido de grasa y sodio y además, una serie de preservantes.

Pero aquí hay una palabra clave y que es, el riesgo está en el consumo alto o elevado de estos alimentos. A pesar de que, en los estudios se ha encontrado alguna relación, no siempre esto implica causalidad, es decir que, por consumir carnes rojas, no necesariamente se van a padecer esas enfermedades. Siempre hay otros factores que influyen en la aparición de enfermedades, como estilo de vida, tabaquismo, niveles de estrés, genética, entre otros.

¿Qué podés hacer?

Una recomendación es que el consumo de carne no se exceda de 2 a 3 veces por semana y que, cuando se consuma, sean preferiblemente las carnes no procesadas, ya que las carnes procesadas contienen más preservantes y aditivos. Eso sí, tomá en cuenta que podés conseguir opciones más naturales de jamones y embutidos en el supermercado.

No tenés que comer carne roja si no te gusta o por alguna otra razón, no la consumís. No vas a tener deficiencias nutricionales si mantenés una alimentación completa y saludable.

También te recomendamos tener una alimentación variada y balanceada acorde a tus necesidades. Entre más alimentos incorporés en tu alimentación, incluyendo futas, vegetales, granos enteros, y alimentos fuentes de proteína, tendrás más nutrientes para evitar deficiencias nutricionales y de padecer enfermedades.

Recordá además, beber agua e incorporar el ejercicio o movimiento de manera diaria. Y si tenés preguntas sobre tu salud o alimentación, acude a tu profesional en salud de confianza.

Visitá tu Auto Mercado más cercano o adquiere tus productos favoritos en línea.

 

Información basada en https://www.health.harvard.edu/staying-healthy/whats-the-beef-with-red-meat

Mariángel Garro Espinoza

Nutricionista
CPN: 2201-16
mgarro@automercado.biz

Menú