Seis consejos para alcanzar una alimentación consciente

Es posible que, de manera más frecuente, estés escuchando el término mindful eating, en inglés o alimentación consciente. Te adelantamos que no es una dieta más, pero puede ser un buen camino si estás buscando ganar salud, mejorar tu digestión y rescatar todos los nutrientes posibles de lo que comés.

Muchos de nosotros vivimos una vida tan ajetreada que terminamos convirtiendo el tiempo de comer en una actividad más del día a día, que además compartimos con otras acciones como ver el celular o estar frente a la computadora y el televisor y que, peor aún, debe resolverse rápido para continuar con los demás compromisos de trabajo o el hogar.

La realidad es que a veces comemos por emoción, tristeza y frustración e ignoramos cuando ya el estómago dice “no más” y la alimentación consciente consiste en prestar atención a lo que comés y a las diferentes sensaciones físicas de tu cuerpo.

Estos seis consejos, son un muy buen comienzo:

  1. Comé despacio.
  2. Comé en un lugar tranquilo. Estar sentado, en un lugar limpio, con música que te agrade, etc.
  3. Comé sin distracciones, (¡dejá cualquier aparato electrónico de lado!)
  4. Prestá atención a las señales físicas de hambre y saciedad. Evitá comer con mucha hambre, a ese punto en el que te suena el estómago, pero evitá también comer hasta llenarte demasiado, que es cuando duele el estómago porque comiste mucho.
  5. Utilizá los sentidos para notar colores, sentir texturas, oler, saborear cada bocado.
  6. Notá emociones antes, durante y después de comer. Preguntate: ¿Quiero comer porque estoy estresada, frustrado, o porque mi cuerpo lo está necesitando?

La alimentación consciente puede brindarte muchos beneficios. Puede ayudarte a perder peso, sin embargo, no es una dieta más para lograrlo. Es que, al comer más despacio, comer cuando tenés hambre y parar cuando estás satisfecho, hace que comás lo que realmente necesitás y no en exceso. Sin embargo, esto no siempre es fácil y a veces requerimos ayuda para mejorar nuestra relación con la comida.

Te puede ayudar a tomar mejores decisiones de alimentos durante el día. Al escuchar las señales de hambre y saciedad, evitás comer cuando hace demasiada hambre. Y, usualmente, cuando tenemos muchísima hambre, no elegimos las opciones más saludables o comemos alimentos más densos calóricamente, no necesariamente los más nutritivos.

Comer de manera consciente también ayuda a mejorar la digestión ya que, al comer más despacio y sin distracciones, mejorás la producción de enzimas digestivas y absorción de nutrientes.

¡Viste! Comer de manera consciente puede traer muchos beneficios a la salud, además de disfrutar de la comida. Podés comenzar siguiendo los consejos que te trajimos en este blog y asesorarte con un profesional en nutrición o en psicología para conocer más al respecto.

Bibiografía

Cherpak, C. (2019). Mindful Eating: A Review Of How The Stress-Digestion-Mindfulness Triad May Modulate And Improve Gastrointestinal And Digestive Function. Integrative Medicine: A Clinician’s Journal, 48-53.

Mariángel Garro Espinoza

CPN 2201-16

mgarro@automercado.biz

Menú